Vida

Interesante WordPress

Pasa algo interesante en “WordPress” que no había conocido antes.

Llevo poco tiempo en esta plataforma, de hecho, recién el 18 de Febrero cumplo 1 mes, pero puedo decir que conozco varias otras redes sociales, por lo que me llamo mucho la atención darme cuenta de cómo se forma comunidad dentro de “WordPress”.

wordpress.jpg

Impresionada por la cantidad de poetas, escritores, amantes de las artes, o relatores, no pude evitar crear una cierta admiración por los escritores de blog. Más allá de crear un gusto por algunos más que por otros, he comprendido en primera persona que ser constante en el tema, es bastante trabajo, en ningún punto desagradable, pero requiere un nivel de compromiso no menor.

Por tanto, desde que comencé a generar seguidores, me he preguntado que tipo de personas son, o que tipo de escritores son, así me pillo leyendo sus páginas y artículos, para tratar de buscar al humano detrás de la pantalla. Este interés no me había nacido antes en ninguna otra plataforma. Aquí para que algo te guste o para llegar a comentar un post debes leer lo que el escritor ha redactado, no es tan rápido como instagram o tan polémico como twitter o facebook. Creo que el proceso es un poco más complejo.

wordpress 01.jpg

Cuando alguien comenta o pone un me gusta se despierta la curiosidad, quizás el autor sea un potencial escritor favorito, al igual que descubrir un comunicador desconocido e interesante, es como encontrar un mundo nuevo.

La comunidad que se forma a través de comentarios, me gusta o simple lectura es muy grata, agradable, así que al publicar algo siempre espero el feedback de otros lectores; es la misma buena expectativa que siento cuando mis amigos vienen a tomar té y a conversar de la vida, produciendo discusiones interesantes, es así de grato.

En fin creo que me enamoré de esta plataforma y sus personas, es una bella comunidad, sigamos compartiendo y creciendo!

Rayo Pizarro A.

 

Simple anécdota de una ansiosa

Ayer sentí ansiedad, tiendo a pensar que las mujeres la vivimos de manera más intensa que los hombres. Me refiero a esa ansiedad que te pide comer mucho y rápido, o esa que te hace ir y comprar un montón de ropa sin pensar mucho en el dinero que te faltará a fin de mes.
Aquella que simplemente te pide comprar o comer harto de varias cosas o de una sola, la misma en donde tu lógica deja de funcionar por unos minutos.

Pero teniendo muy cociente de que mi pesar era mi ansiedad, me dije -Rayo, ropa no la necesitas, así que ni siquiera entremos a mirar nada; comida, siendo la alegría de la vida podría ser, pero mi gula pecadora me haría comer hasta sentirme mal, tampoco es una opción.

Así que me dedique a caminar por el centro de las necesidades imaginarias, el “Mall”. Esperando a que la tentación se presentara y terminara con mi pesar, deambule sola lentamente hasta que una librería se mostró. Sin titubear entre y me mantuve ahí cerca de una hora y treinta minutos buscando lo que en esos momentos me ayudaría a calmar mis deseos.

Recordé que de pequeña mis lugares favoritos para ir con mamá, era ir a comprar útiles escolares, con todos sus arcoíris en colores y formas, o entrar a las misteriosas librerías, quienes increíblemente guardan tantas aventuras en formatos tan pequeños.

Me dije, -sí, esto es lo que necesito- inspiración de otros mundos, épocas, vidas, historias.

Decidí comprar un libro de poesía y alguna novela, nada más. Termine saliendo con tres libros de poesía y una novela, -esa maquiavélica ansiedad-.

oscar hahn

Compre autores que son desconocidos para mí, la misión al comprar libros siempre es conocer lo desconocido y uno de los libros de poesía que me cautivo fue de Óscar Hahn, historias de fantasmas en poemas. Que cosa más llamativa y extraordinaria, que ingenio y creatividad.

Me emocione al verlo pues me gustan las historias de fantasmas y aún más la poesía. Así que veré que tal me va y si algo de Óscar Hahn me cautiva, lo escribiré para ustedes.

Salí de la librería con la billetera liviana, pero con un sentimiento de control y cordura, poco reales. Las mujeres tendemos a auto engañarnos y somos muy buenas manipulando, por lo que cuando lo hacemos con nosotras mismas, simplemente nos dejamos ir con la gran fantasía y no hay ningún problema.

Pienso que las personas y el comportamiento humano es muy interesantes y los libros lo comprueban.

Rayo Pizarro A.

 

Atrapada

Es difícil escribir algo tan sincero y real como esto. Trabajo en algo que no amo, me levanto esperando que las horas dentro de esa prisión pasen rápido, el trabajo es completamente técnico y cualquier tipo de innovación no se acepta, todos los días son del mismo color.

No amar lo que haces la mayor parte de tu tiempo se siente como si te succionaran el alma, la vida, tu tiempo. Miro a las personas más jóvenes que yo, he imagino por lo que estarán pasando, quizás necesitan sustentarse solos, quizás pagan sus estudios, tal vez juntan dinero para viajar y divertirse, todas esos puntos son validos, mientras sigan sus sueños. Por otro lado, están los mayores, me pregunto, que les salio mal en su plan, si en sus tiempos pasados tuvieron los mismos o más sueños que los míos. Que lastima que terminen sus días haciendo cosas que evidentemente no les agradan. No puedo evitar comparar su frustración con la mía y la multiplico por los años que ellos han vivido. 

Ver eso me aterra cada día, la frustración me ataca y mis niveles de estrés se mantienen altos, es por mi miedo, es por mis ansias de surgir escribiendo, es por mi negación a dejar de soñar. Cada vez que he enfrentado algún accidente o he estado cerca de morir, miro hacia arriba y digo “aún no, veamos hasta donde puedo llegar”, y sé que debo cumplir mi sentencia, pretendo llegar muy alto, y trabajo duro para hacerlo, pero a veces no es el miedo el que me detiene, es el simple cansancio, físico, mental, espiritual y es ahí donde lloro, con sentimiento de rabia, injusticia, vida, desgano e impotencia, e impotencia más que todo. 

“El tiempo al tiempo” y no es como que me fuera a rendir a si de fácil, sé que mañana me levantaré y haré lo que tenga que hacer, vestiré mi mejor cara y haré bien mi trabajo como mi padre me enseño, creo que ninguna tarea es pequeña, todas deben llevar lo mejor de ti.

Soy fuerte, soy fuerte, llegaré lejos.

Hoy es una noche más lúgubre que ayer, pero mañana gracias a esto será mejor que hoy. Redactar lo que puedo en este medio me saca montones de frustraciones guardadas dentro, me ayuda a seguir intentando. Aun soy pequeña y necesito crecer como artista, como creativa. Probablemente no muchos lean esto. Pero sé que hay varios que acompañan mi sentimiento.

Para esos que luchamos constantemente contra nosotros mismos y la complicada vida, buenas noches.

 

Rayo Pizarro A.

Vieja, simple y ligera

Quiero morir vieja, he decidido que quiero morir realmente anciana en una casa a las afueras de las grandes ciudades, en el claro campo, para volver a la tierra en toda la solemnidad de mi muerte.

Me gustaría haber podido mirar el mundo cambiar y ver como mis hijos se convierten en padres pagando pecados infantiles con otros infantes, me gustaría quejarme de todo y reírme de nada, no entender la vida social actual de ese entonces. Decir cada vez que escuche una buena nueva – … ah, los jóvenes de ahora, no son como los de antes- y que la hora del té sea durante todo el día, que mis pasatiempos sociales sean visitar mi jardín para charlar con mis jazmines y rosas y que mis pensamientos deambulen en lo que con el término de la energía uno va entendiendo, lo importante, lo que deberíamos valorar que a veces no se puede contar, que a veces no se puede ni ver.

Pero no quiero llegar a esos días sola, quiero que mi viejo hombre, compañero, este a mi lado. Que podamos mirarnos en silencio hundiéndonos en nosotros, yo pudiendo encontrar en sus ojos restos perdidos de tiempo, que delatan la pastosa vida que llevamos dentro, tantas historias dentro de dos cristales extensos, brillantes y apesadumbrados, así recordaría lo corta que es la vida, para advertirle a mis nietos que vivan felices cada segundo, para decirles que calmen sus penas con risas y que no se preocupen por las enfermedades, esas llegan de igual forma.

Quiero llegar a vieja para poner atención a como el sol quema mis desgastados brazos haciéndome sentir bella nuevamente, quiero poner vals y baladas de amor para recordar bellos tiempos mientras limpio los sueños nunca cumplidos, lo que ya no puede ser desarreglado. Quiero tomar la mano de mi viejo, esa mano grande que alguna vez fue fuerte y dormir así, templa, ligera y completa, esperando paciente el momento de mi partida, sonriendo por la historia cumplida, preocupándome enteramente por quién se ira primero y que pasará el otro en la espera.

Rayo Pizarro A.

¿Cómo está tu alma?

No tengo hechos científicos que me avalen, pero me parece sentir el alma en acción cuando te enteras de una noticia devastadora y sientes ese apretón en el pecho que te causa gran dolor; o la sensación que te da cuando estás presenciando algo malo y te recorre un escalofrió en el cuerpo, remarcando que algo no anda bien; o cuando miras a alguien que no conoces pero a pesar de eso, se siente cómodo y seguro estar en su presencia. Quizás la conciencia sea lo que discierne entre nuestra alma y media con nuestros conocimientos y valores, quizás sea la razón de lograr la extraña conexión con los seres vivos que nos rodean.

Alma, es una palabra compleja en estos tiempos. Es extraño escucharla cuando no proviene de un contexto religioso.  Supongo que integrar la palabra a una oración exclamativa como… -mi alma esta tranquila-, en vez de “estoy tranquila”, es un tanto extravagante por así decirlo; pero quizás sea mucho más verdadero de lo que pensamos.

49bc65a3f2aea116d7e767936b62ed60

 

Hace un tiempo fui muy cercana a una amiga, solíamos llamarnos “amigas del alma” nos comprendíamos más allá de las acciones y de las palabras, nos entendíamos en sentimientos. Notábamos que en distintas partes de nuestras historias individuales ambas habíamos sentido miedos estremecedores, dolores gigantes o alegrías puras, sabiendo que las palabras no lograban expresar correctamente los sentimientos, terminábamos nuestras charlas sobre esas sensaciones en silencio, con risa o llanto. La conclusión eufórica de nuestros afectos siempre la apaciguaba un rico té, que nos regresaba al plano más terrenal. Esas intensas conversaciones que muchas veces eran más dolorosas que placenteras, terminaron por sentar en mí, un crecimiento notable en mi manera de ver la vida y en la forma de posicionarme en ella, sane muchas heridas antiguas, termine con muchos prejuicios formados por el desconocimiento o el miedo y me sentí más completa, le atribuyo la riqueza de esa relación a la honestidad pura que nos brindamos y creo que esa puede ser la naturaleza del alma, la sinceridad.

Pero en la vida cotidiana la comunicación de esa forma no es normal, y no es simplemente que nosotros la evitemos, también es que, el ser así de abiertos debe ser con alguien que este igual de dispuesto a mostrarse y a confiar en el otro. Debido a esto, hoy mi atención fue cautivada por una chica de tan solo 18 años que me hablaba con una integridad sensitiva sobrecogedora, era sincera aunque algunas de mis preguntas le incomodaban y me respondía con una armonía compleja, me pareció muy joven para tener la sabiduría que se desprendían de sus palabras. Hace mucho que no me topaba con alguien que me despertará la curiosidad en este tipo de temática, ocasiones como esta me hacen recordar lo interesante que es la gente.

Sé que podría aprender y complementar nuevas visiones desde ella y además, volver hablar de mi alma con alguien sería como acariciar mi crecimiento recordando tiempos pasados. Oportunidades así no se desaprovechan.

No les gustaría ver como realmente se encuentran, iniciar el día preguntándote ¿cómo amaneció mi alma hoy? no es tan difícil, quizás descubramos varías cosas que van bien y varias otras que podemos mejorar. Pensándolo seriamente el ser sincero con uno mismo aveces cuesta mucho más que con el resto. Quizás porque duele más, avergüenza más, castiga más, pero por algún lado hay que comenzar a sanar.

Así que ¿Cómo va su alma?, ¿Que siente hoy, duele, esta en paz, se siente completa, siente preocupación? Esta noche yo espero que sus almas estén de lo mejor.

Rayo Pizarro A.

¿Qué piensan al respecto?

Recuerdo un comercial, en este se dejaban ver los efectos de cuando comienzas mal tu día y se lo transmites a otro, haces que este mal se propague por la gente haciéndoles permitirse malas acciones hacia otra persona.

33ec62dbbc680fa60bcb9bc650b59447

Como cuando alguien te pasa a llevar y no se disculpa y tú por coraje te desquitas con otro. Pienso que solemos cometer esos errores, esperamos lo peor del otro y eso recibimos, así funciona.

La gente puede ser aterradora cuando quiere, en las redes sociales se ve seguido, es fácil hacer acciones o actos que en persona no harías.7945d7a11f570c474e7320b0994cf148

Ignorar a alguien, mofarse o simplemente agredir verbalmente es común en las redes. Incluso en nuestro lenguaje verbal somos hostiles. -¡Qué extraño es el humano! -, pareciera que es instinto de supervivencia y el actuar de esa forma tan atacante sea nuestra manera de mostrar valor o esconder el miedo.

Hoy en día la gente cuanto más cercana sea, siente derecho a nombrarte por apelativos despectivos, por lo menos acá en Chile es usual y varías veces cómico.

Quizás si nos tratáramos de una forma más sincera y cordial podríamos superar varios problemas, nuestros días serían más amenos por lo menos y de seguro el estrés social disminuiría. En un sentido más detallado temas como autoestima, valoración personal, niveles de tolerancia y aprendizaje serían mejor tratados y en tópicos más complejos se podría establecer la construcción de una sociedad más comprensiva y dinámica.

Si algo pequeño como pasar a llevar a alguien sin querer (acción inconsciente) conlleva a algo grande como pedir perdón (lo que demuestra integridad y valores) ¿podrían acciones pequeñas llevar a grandes cambios?

Tema complejo y poco valorado.

Rayo Pizarro A.

 

 

El encuentro

Hace ya un año y algo, paso en mi vida algo excepcional, logro ponerme en un estado de fantasía y rosas.

No soy de las personas que espera las cosas sentada y realmente tengo suerte para encontrar lo que necesito, pero en el tema amoroso no mucho.

Sí, encontraba lo que buscaba, los prototipos de hombre que quería o pensaba necesitar. Ya había decidido que buscaría sin cansancio esa persona para mí, alguien que atestiguara mis días y cuidara mi sombra, al mismo tiempo, y de la misma manera que yo haría por él; y terca como suelo serlo, lo hice. Busque y busque, pasando por las situaciones más incomodas y divertidas al mismo tiempo, claro que en ese entonces eran para morirme, pero ahora son irrisorias. Agotada del intento y el error, pasaban los años y fui creando en mi mente una vida sola, viajes, maternidad, todo sin la figura masculina que deseaba pero no encontraba.

IMG_20160116_010227

You are the…

Aveces yo me enganchaba más que ellos, otras ellos más de mí. Pero abandonaba el intento al ver que no funcionaría aunque me forzara a ello. Simplemente me decía, “no somos el uno para el otro” y seguía mi camino, un poco decepcionada y desganada.

Hasta que por cosas de la vida una tarde acepte salir con un hombre que definitivamente no era lo que yo esperaba.

Nos enamoramos rápidamente, comenzamos a ser novios o pololos a la cuarta cita y en dos meses nos fuimos a vivir juntos!!

Antes de él siempre pensé que el mayor dolor de las personas era el sentimiento de estar solos, ese sentimiento que tenemos cuando nos vamos de la casa de nuestros padres por nuestra cuenta o cuando terminamos una relación que en algún momento era planeada para la vida eterna. Ese pensamiento de “nacemos solos y moriremos solos”, que se ve reflejado sobretodo cuando caminamos en la calle todos ensimismados y a la defensiva.  Bueno, ese sentimiento que creía intrínseco desapareció cuando comenzamos a estar juntos, y esa fue definitivamente una señal.

El final de la historia es incierto aún, podría ser en 20 años más, en 3 días más, mañana o nunca, ustedes serían los primeros en saber.

9b4201ca47d80b79dfb32cc1014a7823

Pero a lo que quiero llegar con esto es que si no me hubiera arriesgado como lo hacia, jamás lo hubiera llegado a conocer, o quizás hubiera escapado como en tiempos anteriores.

Las personas pensamos mucho más allá de lo que aveces nos sirve, conozco a muchos que se preocupan tanto por no ser dañados que no dejan a nadie entrar. Pero la vida tiene altos y bajos y si te dañan no será la primera ni la última vez, hay que avanzar. Después de todo antes de la caída, ese nuevo encuentro es lo mejor mientras dura.

Las relaciones no son fáciles, pero si valen la pena al 100 %. Mi relación hace salir lo mejor de mí, junto a miedos que nunca tuve antes, pero quizás sea la parte vertiginosa que necesitaba desde hace mucho.

“Si la primera vuelta no funciono, en la segunda probablemente reirás igual o más que en la primera” sigue avanzando, nunca te rindas.

Rayo Pizarro A.

Una buena vida

cropped-cropped-055cfc4425d951a2990ab18eb8e2d4e32.jpg

Nunca he salido del país y gran parte de él no lo conozco, tengo un cuarto de vida y aún no he logrado sentirme libre de elegir que quiero hacer de mis años, me refiero a que uno predispone pero para ello tienes que seguir millones de pasos antes alcanzar lo que realmente quieres, ¿que se puede hacer para tomar un atajo al disfrute y nada más?

Quizás suene perezoso, pero a todos nos pasa…

Recuerdo que de pequeña me críe en campo en donde estabas sola en medio de la nada y sin mucha consciencia sentía la energía de estar liberada de todo, solo me encontraba rodeada arboles, viento, pasto y sol…

a088afdbc603289248730e74aaa41c1ca088afdbc603289248730e74aaa41c1c

pero luego en la adolescencia perdí la necesidad de sentirme conectada al mundo, en esos tiempos los chicos, el baile y las amigas, eran mi única necesidad.

Ahora anhelo tener esa percepción de libertad en movimiento, pensamiento y acción que la inconsciencia te da. Libertades que si me tomo ahora serían miradas como irresponsabilidades.

Perderse por un tiempo no estaría mal, sin conexión, sin ruido, sin rutina. Para volver a lo esencial, a las raíces. Se supone que la vida debería ser una aventura, tiene lo complicado un 100 %, pero quizás le falta un poco más de mágico disfrute.

Rayo Pizarro A.

 

Desafío

He tratado muchas veces de comenzar un blog, debo decir que ser constante no es mi mejor característica.

Estoy en una etapa de maduración extraordinariamente compleja y aquellos que estén dentro de los 25 años de edad en adelante me entenderán, el tiempo nos persigue de cerca.

Remontándome a mi pasado he podido conocer una de las particularidades que se presentan dentro de mi personalidad y es ser “soñadora”, lamentablemente esta particularidad peca en gran parte por tener verbos inactivos, ya que “construir castillos en el aire” no tiene mucha dificultad.

Realmente quiero despertar y sentirme viva, viva en el sentido de llenar tus pulmones de experiencias y sensaciones nuevas, estoy bastante segura de que no nacemos para trabajar y pagar costos materiales, como en un círculo vicioso, debe haber algo más allá, algo más profundo y complejo.

Necesito brillar, necesito seguir creciendo y mejorando, explotándome pasionalmente por lo que disfruto, que esos castillos se conviertan en monumentos reales…  estoy comenzando un viaje solo de ida y espero que me acompañen.

Con ansias y expectativas Rayo Pizarro A.