Día: 10 abril, 2019

Anécdota del reencuentro <3

Camino a casa montada en mi bicicleta, venía mirando el paisaje mientras mantenía mi distancia con los autos que pasaban cerca, como venía a una velocidad moderada, ya que justamente en ese sector no hay ciclovía, pude ver que tras de un taxi que pasó rápidamente por mi costado, iba un perro corriendo a su máxima velocidad, primero pensé que era de esos perros que les gusta ladrar a los autos; pero gracias a un semáforo que estaba cerca, vi que este perrito esquivaba a todos los otros autos, sin perder de vista al taxi. Esto captó mi atención y la verdad es que apure el pedaleo para ver cuál era el asunto ¡del perrito! para la suerte mía, el taxi paró una cuadra más adelante y del bajo un caballero de unos 50 años al que el perro recibió tirándose encima y lamiéndole las manos, supe que todo estaba bien porque el perro no dejaba de menear la cola, y moverse como lo hacen los perritos felices.

Mi pregunta era ¿qué relación tenían? Quizás, el perro pensó que su dueño estaba siendo secuestrado por el taxi y lo fue a rescatar; o quizás esta persona acarició a este perro en la calle y el perrito se enamoró y decidió que no lo quería dejar ir; en fin, lo bueno es que el hombre se dio cuenta de que el perrito no iba a dejar de seguir el auto y decidió bajar y caminar con él. Cuando pase cerca de ellos me hizo sonreír lo feliz que estaba el perro y lo comprensivo que fue ese hombre, parecía un final feliz y eso me alegró todo el camino a casa jajaja. 😀 😀 😀

Creo que sentí ternura… Hace tiempo no veía ese tipo de calidez en la calle. ¿Has visto algo en la calle que te haya hecho sonreír tiernamente?

Rayo Pizarro A.