Las perfecciones naturales

De las capitanías de la oruga, sabe el rosal, lo que le corresponde.

Silenciosas boquitas que roen de noche, o bajo la altanera plenitud del gran sol, las perfecciones naturales.

Ante ellas no hay belleza, solo avidez, solo la necesidad de estar vivas.

Y perduran matando como nosotros.

José Emilio Pacheco.

 

 

3 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s