Siluetas

Siluetas

Yo estaba ahí, sentada en la penumbra la imagen en mi cabeza dominaba mi razón y sentido. El cuchillo en su pecho mil veces que le rompa hasta la última fibra de su carne, así me duele, así me duele.  Tu castigo es el dolor latente mientras respiras por ultima vez, mi castigo es tu muerte. Te amo, inocente traidor.

Rayo Pizarro A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s