“Para curiosos”

Abraham Maslow, psicólogo humanista estadounidense, dijo “A los niños no hace falta enseñarles a ser curiosos” Y ese enfoque, es el que estamos perdiendo.

Al crecer asimile bien las diferencias de opinión e ideas, volviéndome muy tolerante y respetando todo lo que podía escuchar o entender, sin necesariamente compartir la moción; no fue por agradar, ni con el fin nato de la buena convivencia, la “tolerancia” nació en mí únicamente por mi fuerte “curiosidad”, siempre queriendo aprender y entender cosas tanto cotidianas, como extrañas. Gracias a esto y a la práctica constante de la investigación y experimentación, logre tener un mundo interior, intelectual – creativo, amplio que siempre esta en la necesidad de seguir expandiéndose, por la consciencia de entender, “que lo que ya sé, no es suficiente”, y con esto traigo la palabra “modestia”, cualidad que creo esencial en el tema. De hecho, la relación de términos sería así: curiosidad por lo desconocido, humildad o modestia por mi ignorancia, y tolerancia para aprender lo que pueda de otros. 

photo-1444424050109-31f057e1e858

Aun así, actualmente he convivido con varias personas que no sienten curiosidad por casi nada, y al parecer no les es necesario. Tan habituados a sus mundos y tan cómodos en ellos, que simplemente no desean nada más. Esto me llama profundamente la atención y pienso que podría ser una problemática social importante.

Esta dificultad, “la privación autónoma de tu visión, limita tu desarrollo personal”, y nuestras sociedades son construidas mediante nuestro crecimiento individual, quizás podríamos avanzar a una evolución colectiva de manera más empoderada o acertada; seguramente el avance en todas las ramas como: ciencias, tecnologías, educación y salud, por ejemplo, serían enriquecidas considerablemente, solo por la decisión individual de ver más allá, de expandir fronteras.

photo-1444730558009-b7f0368e1264

Este fenómeno, lo he visto junto a mi madre. Profesora de educación básica en un colegio de niños en riesgo social. Al contarme sus peores días en el aula, acude a la palabra, desinterés constantemente, como si los niños de cierta edad ya no considerarán nada como algo digno de ser aprendido.

Conversando el tema me dice que podría fundamentar esta falta de curiosidad, en el desarrollo temprano de los niños inmersos en entornos carentes de riqueza espiritual, insuficientes de valores, creencias, sentido de trascendencia y aspiraciones, lo cual concuerda.

Sabemos que la curiosidad es intrínseca en ellos, pero si cuartamos sus herramientas para crecer espiritualmente, estos la irán supliendo buscando el sentido de pertenencia en cosas más simples,en elementos tangibles y comodidades absurdas. Debido a esto, es evidente que sus aspiraciones se vuelven limitadas, literalmente por el deseo de “tener más” en vez de querer “ser más”, formando adultos condicionados, finitos, cuando podrían ser los Einstein de nuestra época.

photo-1446776858070-70c3d5ed6758

Teniendo una infinidad de temas para ser curiosos, como la psicología del humano, las conductas sociales, un sinnúmero de artes, religiones, investigaciones científicas, la vida en sí, nos permitimos ya adultos, seguir perdiendo nuestra capacidad de asombro y curiosidad. Tenemos el deber primero de despertarnos para expandir nuestros limites, convirtiéndonos en seres más respetuosos y tolerantes, para conscientemete formar niños que sientan curiosidad por la vida y sus fortalezas, infantes que entiendan de respeto, y sean tolerante ante las diferencias de visión u opinión, individuos que crean en las posibilidades, originando el deseo propio de ser mejores, de optar a más opciones, de salir de lo usual, de evolucionar nuestra sociedad. Esta es la forma más sencilla de progresar.

Encontré una frase que de alguna manera refleja lo que pienso, es de Humphry Davy, químico británico y fue dicho entre 1790 y 1820 aprox.

“Nada es tan fatal para el progreso de la mente humana, como suponer que nuestros puntos de vista sobre la ciencia son lo último, que no hay misterio en la naturaleza, que nuestros triunfos son completos, y que no hay nuevos mundos que conquistar”

Qué piensan ustedes, ¿qué cosas hacen como personas curiosas? y ¿cómo se podría fomentar la curiosidad en el resto?

Saludos!

Rayo Pizarro A.

Composiciones profundas

Hoy con mis ansias de estar en sintonía paralela. Les presento 3 obras de 2 grandes compositores japoneses. Joe Hisaishi y Ryuichi Sakamoto, para que su día sea más intrigante y bello. Les advierto que si desean realmente “sentir este artículo” se pongan audífonos o tengan un buen equipo de sonido al que le puedan dar libertad de reproducción.

 

Joe Hisaishi, director de orquesta y compositor con más de 100 bandas sonoras a su cargo. Es reconocido por su trabajo en las películas animadas de Hayao Miyazaki, creador de “El viaje de Chihiro”y “El castillo ambulante” entre otros.

Ryuichi, compositor, cantante, escritor y actor, entre varios dotes más; ha trabajado con varios directores cinematográficos cómo Pedro Almodóvar, Bernardo Bertolucci y Alejandro Gonzáles Iñárritu.

La primera composición es de Hisaishi, forma parte del soundtrack de “El viaje de Chihiro”, One Summer’s Day.

También les dejo una presentación en vivo de la versión solo en piano. Espero les guste.

 

“El arte de la música, es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos” Oscar Wild.

La siguiente composición es de Sakamoto y es un tanto más fuerte y palpante.

“Rain” es el título de la obra. Forma parte del álbum de estudio nombrado “1996”, donde destaca el uso de piano, violín y chelo.

 

Continuaré con Ryuichi en esta última melodía.

Al escuchar este tema por primera vez, me enamore de lo melancólico y puro de su sonido, es una obra monumentalmente bella. También cabe destacar que fue parte de la banda sonora de la película “Feliz Navidad, Mr. Lawrence” estrenada en 1983 desde Reino Unido. Ese mismo año gano el premio BAFTA a la mejor música de película, otorgado por la Academia Británica de las artes cinematográficas y de la televisión.

El vídeo es muy simple, pero su interpretación lo hace grande.

 

Finalmente, sabiendo que hay muchos directores de bandas sonoras fenomenales en el mundo, hoy solo me quise centrar en ellos dos. Joe transmitiendo, fantasía, calidez, claridad e inocencia; mientras Ryuichi lo oscuro y nostálgico.

Espero les hayan gustado, me gustaría saber si los conocían o ¿cuáles son sus favoritos dentro de esta categoría de compositores de bandas sonoras? o más simple ¿que tema te hace vivir tu día en paralelo al ritmo de la ciudad?

Muchos saludos y buenos tardes!!

Rayo Pizarro A.

Rituales

hernan-sanchez-172307

 

Momentos que empujo a revivir continuamente

Baila conmigo con melodía fugaz

Disfrutemos de tu intimidad y luego de la mía.

 

El tiempo se pausa porque así

lo pedimos, cede por envidia

a nuestros pasos a nuestros roces.

 

Acostúmbrame a tu presencia

acostúmbrate a la mía

quiero hacerte falta y que me duela tu ausencia

 

Baila conmigo en las noches de invierno

a mitad de semana

correré cada jueves

tú sabrás que te espero

lograras extrañarme el resto de la semana

mientras yo te anhelo día a día.

 

Es un común acuerdo, como ves

comencemos este ritual

juntemos años de bailes y roces

para que los rituales hagan historia

nuestra historia.

lotte-meijer-142578

 

Rayo Pizarro A.

Pecado

Hoy quiero compartir una idea completamente apasionada y bella en letra y música. 

“Pecado” es una canción compuesta por los argentinos, Armando Pontier y Enrique Francini, ambos compositores y directores de orquesta; junto a Carlos Bahr, letrista y compositor. Publicada en el año 1952, fue y sigue siendo uno de los tangos más bellos y destacados dentro de sus obras.

Carlos Barh

Francini & Pontier


Letra “Pecado”

Yo no sé si es prohibido

Si no tiene perdón

Si me lleva al abismo

Solo sé que es amor.

Yo no sé, si este amor es pecado

Que tiene castigo

Si es faltar a las leyes honradas

Del hombre y de Dios

Solo sé que aturde la vida

Como un torbellino

Que me arrastra, me arrastra

A tus brazos en ciega pasión.

Es más fuerte que yo

Que mi vida, mi credo y mi sino

Es más fuerte que todo el respeto

Y el temor de Dios.

Aunque sea pecado

Te quiero, te quiero lo mismo

Y aunque todo me niegue el derecho

Me aferro a este amor.

Aquí esta la interpretación de Caetano Veloso que es increible, espero les guste.

Pasión para este día miércoles. ¿Les gusto la interpretación del músico brasileño Caetano Veloso? Es uno de los grandes a mi parecer.

Saludos y buena tarde!!

Rayo Pizarro A.

La vergüenza más torpe y valida.

¿Cuán profundamente molesto, tienes que estar contigo mismo para conscientemente sacarte de ese estado?

Cada cierto tiempo todos vivimos un agobio de sensaciones y emociones negativas, estas son un cúmulo de trabajo, estrés y frustración. Generalmente enfocamos esta rabia o impotencia en uno o dos culpables, “contra todo el resto”, jefes, parejas, empresas, gobierno o “contra ti mismo”, las decisiones que tomamos nos llevan a donde estamos actualmente, y si bien, hacerse cargo de nuestras elecciones no es fácil, es nuestro deber si deseamos vivir a gusto.

Llegar al punto de pensar negativamente sobre uno mismo o sobre todos los demás, no es una buena emoción para andar cargando día a día, pero quizás es la forma que tiene nuestro cerebro, cuerpo y por qué no, alma, para pedirnos un cambio; independiente a que en un estado así, las salidas son difíciles de encontrar.

Algo así me paso, note que el problema era mío una tarde que sola, continuaba frustrada y enfadada tratando de soportarme a mí misma. Cuando ya no quise seguir echando a perder mi día, hice lo primero que vino a mi mente.

Me fui a mi desierto living, puse música y escuché solo canciones que me hicieran recordar los tiempos en donde los problemas eran detalles del día, el estrés no existía, y mi cuerpo rendía al 1000%, días como mis primeros años de universidad.

swaraj-tiwari-139325

Con las luces apagadas, abrí las cortinas para ver el paisaje nocturno de la ciudad, un poco tímida comencé a seguir el ritmo de esas canciones que para nada son parecidas a los hits actuales, pero aun así son canciones que me hacían sentir eufórica en las fiestas o en las casas de amigas que disfrutaban de lo mismo.

Cuando los recuerdos de buenos momentos comenzaron a brotar, no podía parar de reírme y me fui soltando al ritmo de las cantantes extravagantes que me siguen gustando como si tuviera 15 años, entre mis pasos de baile, vi que unos rayos de luz calcaban mi silueta como sombra en las paredes, lo que me llevo a reventar en mil pedazos y me volví loca, comencé a saltar, reír, gire, expandí mis brazos hasta el infinito y seguí así por al menos unas tres horas, danzando con mi sombra, jugando con ella, tarareando las canciones, imitando a las artistas, reencontrándome con mí yo de 8 años atrás y podría decir que encantándome con la niña, adolescente y adulta que hace tiempo no tenia la oportunidad de ver. Me sentí tierna, poderosa, bella, feliz y un poco loca. En un par de horas pienso que regresé a mi esencia, a ser feliz por qué sí, a vivir momentos inolvidables y posiblemente entre todo ese sudor de noche de verano y risas, pude dejar ir problemas y malos sentimientos que me pesaban horas antes.

No crean que el inicio fue fácil, extrañamente estaba avergonzada de estar bailando sola en la oscuridad, aunque mi cerebro me preguntaba ¿por qué la vergüenza, si nadie te mira? no sabía de donde nacía ese morbo por hacer cosas que quizás por mi edad, o por mi perfil de adulta o empleada dependiente, o no sé, mujer y no niña, no puedo hacer. Así note las limitaciones que uno se va sumando en la vida; “los miedos a dañar tu imagen”, porque la imagen importa sobretodo hoy en día, el perfil que uno enseña, determina el respeto de otros hacia ti, su nivel de confianza contigo, o si quieren pertenecer o no a tu círculo. Tanta presión en ese aspecto nos vuelve herméticos, poco reales quizás, o acostumbrados a hacer lo socialmente aceptable. De ahí nacía mi vergüenza, si alguien me hubiera descubierto hubiera sido “juzgada”, por loca, rara, desubicada, o lo que encontraran pertinente.

Puede ser que sea tema personal lo de cuidar mi imagen, puede que el resto del mundo no se preocupe. Pero tenemos demasiadas referencias en los distintos medios de como debemos ser o comportarnos, lo fuerte es que llegan a ser tan imperativos que hasta yo misma me juzgue estando sola. ¿No les parece impresionante?

Solo me queda decir, que fue un momento muy íntimo conmigo misma, muy gratificante y ejemplificador. Si bien seguiré cuidando mi imagen en el trabajo y en familia, me daré nuevos momentos recreativos para que mi espíritu ande más feliz por la calle y se sienta más libre de hacer cosas diferentes solo porque sí.

Finalmente, sé que quizás no para todo el mundo sea indispensable bailar solos música de los 80 o canciones favoritas extraídas de dibujos animados, pero con las luces apagadas y las cortinas abiertas como enfrentando el mundo sin que el mismo los note, ¿lo podrían hacer? o ¿ya lo hace? Y si es así ¿cuáles serían esas  estrafalarias canciones? o ¿se han limitado alguna vez solo para cuidar su imagen?

Yo les dejo una de las mías, para que se rían e imaginen a alguien contorsionándose en la oscuridad 😊

Sí es Grimes, no juzguen jajaja

Saludos!

Rayo Pizarro A.

Prejuicios… algo inmoral pero muy útil x.x

106H (1)

Soy muy buena prejuzgando a las personas y es un ejercicio que hago constantemente. Personalmente me gusta llamar a esta práctica “generar perfiles” en donde categorizas aspectos distintos de la gente, y formas conjeturas de su manera de ver el mundo y sus probables modos de actuar mediante el análisis de sus personalidades y conductas, me concede un nivel de entendimiento en el “por qué”, de muchos aspectos sociales y humanos. Esta forma de prejuicio es solo un acercamiento a la persona analizada, evidentemente, para conocer más hay que indagar aún más con otros tipos de técnicas, pero gracias a que he generado un perfil previo del sujeto, he podido llegar a él de una forma sencilla, evitando roces, predisposiciones negativas o rechazos; Así, he conseguido conocer realidades distintas, vivencias lejanas y extraordinarias, pensamientos diferentes, aprendiendo a ser más tolerante y mucho más empática.

Pero como humano que soy, también he caído en el prejuicio irracional que es el más habitual entre nosotros. Ideando pensamientos incorrectos y muchas veces inmorales. Esos que te hacen cruzar la calle o afirmar tu cartera sin reales razones. Este es el mismo prejuicio que lleva a la discriminación de distintos aspectos como: raza, sexo, religión, partido político, entre muchos más. Todos sabemos que hacer prejuicios es un aspecto repudiado socialmente, por su falta de argumentos y su indecoro, por así decirlo, pero yo diría que es imposible de no generar.

La verdad es que los prejuicios son una manera consciente de la autopreservación al enfrentar una posible situación hostil; pero también nos brinda la capacidad de manejar situaciones en donde nunca hemos estado antes, enfrentar a personas con las que jamás hemos tenido la posibilidad de interactuar, todo debido a nuestra capacidad de análisis racional, quien nos permite salir bien de estos acontecimientos adaptativos.

La principal diferencia para generar buenos prejuicios esta en saber de dónde nace tu prejuicio, ¿se formó desde tus emociones o desde tu razón?

Cuando se forma desde tus emociones, como el miedo, o desconfianza, es en donde nuestra perspectiva del sujeto falla al igual que nuestra moralidad al observar la situación o al personaje. Cuando se utiliza”la razón” por otro lado, es posible que acertemos a la visión que tenemos sin limitarnos a conocer más, así logramos expandir nuestros horizontes marcando un sendero fiable y cómodo para todos.

photo-1459631836437-1c2824882e3f

Recordemos que la “razón” es lo que empleamos sobre nuestras emociones, para controlarnos y limitarnos, logrando funcionar en sociedad. Si todos camináramos por la vida expresando todas nuestras emociones, no se podría vivir en paz y efectuar una libertad sana como la que tenemos hoy. Las normas sociales están formadas bajo la razón.

Por otra parte ¿se han dado cuenta de que generalmente, tendemos a sacarnos del montón? esto es “instinto de preservación” cuando los prejuicios nos hacen dividirnos entre nosotros y el resto. Por ejemplo en orden de prioridad esta: “mi vida”, la de mi familia, la de mis amigos, la de mis conocidos y finalmente el resto, por lo que es claro a quien elegiría sacar del país en un posible enfrentamiento armado. Eso son instintos independientes a la razón, como individuo trataré de prevalecer sobre los derechos de los demás, a pesar de que mi moral y razón digan lo contrario.

Adam Smith dice:

“Si nuestros sentimientos pasivos, son casi siempre tan sórdidos y egoístas, ¿cómo es que nuestros principios activos a menudo deberían ser tan generosos y nobles?

Existe la razón, los principios, la conciencia. Que nos dice con una voz capas de asombrar a la más presuntuosa de nuestras pasiones, que no somos más que uno en la multitud, en nada mejores, que cualquier persona de la misma.”

Como seres racionales nosotros sabemos que debemos limitarnos.

Deberíamos acercarnos a alguien distinto y hacer que nuestra simpatía llegue a esta persona, logrando conocerse de manera grata. De esta forma, tú romperías con el prejuicio de su grupo a través de él, y él con el prejuicio en tu círculo por medio de ti. Siempre las experiencias positivas pueden aminorar los impactos negativos.

Finalmente, díganme la verdad ¿cuáles son tus prejuicios más habituales? ¿los racionales o los emocionales?

Saludos!

Rayo Pizarro A.

 

 

 

 

Oh sí baby!! Blues, blues, blues…

La música siempre será parte importante de nuestra vida, por lo que hoy quise dar a conocer tres canciones con las que muevo el esqueleto aunque me resista. La elección como siempre fue muy difícil.

¡Que lo disfruten! dejen volar las pasiones y gocen…

photo-1430922080198-aa15f3a718b9

El Blues nació en las comunidades afroamericanas de Estados Unidos. Con contenido y sonido melancólico, pasional y espiritual; tornándose muy influyente en la cultura musical norte americana, se establece como el género musical más popular dentro de la cultura occidental.

Muddy Waters, padre del Chicago Blues. Tuvo un gran reconocimiento en los años 50 y 60, es nominado por la revista Rolling Stone, como uno de los más grandes artistas que han existido, así Muddy influyó en la construcción de varios géneros musicales posteriores. Falleció en el año 1983 con 68 años.

Una de sus canciones más conocidas “Got my mojo working” publicada en 1957.

“Hoochie Coochie Man” de Muddy Waters Esta es otra canción desde Spotify para que la conozcan. 

Otis Rush, con 81 años aprox. Es uno de los grandes compositores, cantante y guitarrista del blues desde 1948 cuando su música comenzó a hacerse conocida, formo una larga trayectoria de éxitos entre los 70 y 80. Continua su trayectoria musical hasta que en el 2004 por un infarto sale de los escenarios. Su estilo es llamado Chicago Blues, lento e impetuoso.

Este fue su primer single “I’cant quit you baby” salio en 1956.

“Working Man” de Otis Rush Esta es otra canción desde Spotify. 

Ray Charles, cantante, saxofonista y pianista. Compositor de blues y jazz. En 1959 tuvo su éxito más popular. La revista Rolling Stone también lo nombra como uno de los mejores artistas de todos lo tiempos. Falleció en el 2004 con 73 años.

Este es su mayor éxito “What’d I say” de 1959. 

“Hit the road Jack” de Ray Charles Esta es otra canción desde Spotify, otra de sus más conocidas.

Espero les haya gustado este artículo!!

Unas pocas preguntas para terminar, son de suma importancia. ¿Les gusta el Blues? y si les gusta ¿lo bailan? …espero sus comentarios!

Saludos!!

Rayo Pizarro A.

 

“El hombre que conozco”

El hombre que conozco, siempre estás constante y vigilante, inserto en roles que mantiene junto al tiempo, por motivos ligado al amor. Contenedor de la locura. Viene a forjar y construir, a cuidar de lo que formas parte. Corta sus alas cuando decide que su permanencia tiene más sentido estando presente. Se irgue potente frente a la amenaza, siendo imbatible si tiene porque luchar.

Indomable en sus días juveniles, va dejando pasiones en sus pasos. Tras ideales que crecerán o cambiarán en el tiempo, sigue caminando, seguro de que avanzará aunque el terreno tiemble, y lo inunde el miedo. Creyente o no, no permitirá abatirse en escenarios crueles, serás fuerte por todos los que tiene que ser fuerte, porque sabe que así tiene que ser. Los problemas de otros los tomará como suyos, para arreglar sueños rotos, por los valores en lo que cree.

Creadores de la paz y sabios pensantes, conscientes de su poder de destrucción eligen fundar antes que abatir.

photo-1426649397221-b62c5a7824ee

 

El hombre primero. Ligero da aires de protección, instruye con voz segura y añeja, toma los problemas que uno a uno va desojando de poder y resolviendo en experiencias que algún día desentrañará, para el cuidado de su retoño; no por débil, si no, por ser de valía inigualable. Cada día va muriendo y su fortaleza de los 20 ya esta en sus décadas más lánguidas. Aun así, su conciencia sabía se gana horas eternas de entendimiento mayor, el que dará con paciencia entera al joven, porque es su deber de padre.

El hombre segundo. Viene el compañero, inseguro con expresión fuerte. Quiere ser grande y desplegar sus alas. Potente de energía y sueños, vive ansioso lo que quiere vivir. Encanta su terquedad y determinación, el amor y sus pasiones es todo lo que necesita, siempre listo para la batalla que el hombre viejo ya trata de evitar. Brillante cuando sus ideas claras avecinan e inundan lagunas de miedos, en quienes lo observamos.

Distinto a la mujer, asusta y se admira. El poder en sus manos que ellos ya conocen, lo hemos visto todos.

Somos distintos, diversos, vinimos al mundo para encontrarnos, nos encontramos porque nos necesitamos, aunque sea una batalla entendernos, la recompensa es tenernos.

photo-1443130128240-22fb98ca70a4

Rayo Pizarro A.

 

Alma Ausente

cemetery-883417_1280

 

No te conoce el toro ni la higuera, ni caballos ni hormigas de tu casa. No te conoce tu recuerdo mudo, porque te has muerto para siempre.

No te conoce el lomo de la piedra, ni el raso negro donde te destrozas. No te conoce tu recuerdo mudo, porque te has muerto para siempre.

El otoño vendrá con caracolas, uva de niebla y montes agrupados, pero nadie querrá mirar tus ojos, porque te has muerto para siempre.

Porque te has muerto para siempre, como todos los muertos de la Tierra, como todos los muertos que se olvidan, en un montón de perros apagados.

No te conoce nadie. No. Pero yo te canto. Yo canto para luego tu perfil y tu gracia. La madurez insigne de tu conocimiento. Tu apetencia de muerte y el gusto de su boca.

La tristeza que tuvo tu valiente alegría. Tardará mucho tiempo en nacer, si es que nace, un andaluz tan claro, tan rico de aventura. Yo canto su elegancia con palabras que gimen y recuerdo una brisa triste por los olivos.

Federico García Lorca.